jueves, 7 de junio de 2007

"Las tortugas también vuelan": Película del Iraní Bahman Ghobadi


¿Vuelan las tortugas?
Con un trabajo incólume de manejo de fotografía en excelente coordinación con los sentimientos de los protagonistas la película, que evoca el cine de los viejos tiempos en 16mm con la lluvia característica y el zumbido propio, la producción Iraní/iraquí “Lakposhtha hâm parvaz mikonand” traducida al español como “Las tortugas también vuelan”, su director y guionista Kurdo –Iraní Bahman Ghobadi de manera literaria, combinada con excelentes tomas paisajistas que son un poema hecho imagen, revela el impacto de los conflictos armados en la infancia y la forma como los inocentes son las víctimas silenciosas de las confrontaciones actuales en el mundo. La disculpa es mostrar como vivieron los habitantes de un campo de refugiados ubicado en la frontera entre Irán y Turquía el preámbulo y los primeros días de la invasión a Irak, asimismo muestra las condiciones en la que se encontraban antes de la guerra iniciada el 20 de marzo de 2003.

Esta película muestra cómo un grupo de niños huérfanos sobrevive recolectando minas antipersona para venderlas en el mercado negro o a algunos zapadores corruptos, pero más allá de esta posible ficción o realidad si queda claro el por qué los EEUU no han firmado la convención de Ottawa, 1997. Por otra parte en la película hay una crítica a la acción del Sistema de Naciones Unidas en el mundo y más en materia de atención humanitaria, pero yendo más a fondo en el asunto invita a la reflexión autocrítica de sus funcionarios respecto a la misión vocacional social que deben cumplir, sin duda alguna podría considerarse como un llamado más individual que colectivo, vale la pena observar las frases de “Satélite” (uno de los niños protagonistas del filme) respecto a ello en estos tiempos de Reforma.

Por otra parte la producción muestra el impacto de los conflictos armados en las niñas, específicamente las consecuencias que marcan sus vidas nada lejos de la realidad del conflicto armado Colombiano y los de otras latitudes del mundo, sin duda aquí vale la pena volver a revisar el documento “Cuerpos Marcados” de Amnistía internacional y el Informe Situación de la Mujer en Colombia publicado por UNIFEM el año pasado.
La exhortación con esta breve reseña es motivarlos a ver la película, reflexionar sobre nuestro compromiso con la humanidad y nuestro propio país y claro por favor lleven pañuelo y el corazón abierto, pues la sensibilidad que despierta esta película está desde el principio hasta el fin de la misma.