lunes, 9 de noviembre de 2009

El Encierro: Reflexión frente al maltrato a las niñas y niños


Artículo Publicado en Noticias Ya.Com



October 29, 2009 por M. Gonzalez

Por: *Miguel González
En el mes octubre a un año de estrenada, llega a las salas de cine Latinoamericanas la película, “An American Crime”, traducida al español como “El encierro”. Basada en una historia real ocurrida en 1965 en el Estado de Indiana, narra el crimen contra la niña Sylvia Marie Likens de 16 años quien fue torturada y abusada sexualmente por un grupo de niños entre los 11 y 12 años de edad, incitados por una mujer de 37 años, “Gertrude Baniszewski” (Catherine Keener) madre de 6 hijos, quien ante una difícil situación económica se encarga de cuidar a Sylvia, (Ellen Page, protagonista de Juno, 2007) y sus hermanos mientras sus padres salen a trabajar en ferias de diversos pueblos del país.
Esta película considerada amarillista, por algunos analistas, debido a la violencia perpetrada contra la niña por parte de sus pares manipulados por un adulto. El film también muestra el comportamiento que puede llegar a producir los traumas y enfermedades mentales humanas. La película también motiva a reflexionar para tomar acción social y política pública sobre la violencia y el abuso sexual contra los niños, niñas, particularmente estas, pues en el mundo según el estudio sobre la violencia contra los niños y niñas, realizado por Naciones Unidas “unos 150 millones de niñas y 73 millones de niños… han sido víctimas de relaciones sexuales forzadas u otras formas de violencia sexual con contacto físico”[i], asimismo señala el organismo internacional que el infanticidio femenino, la selección prenatal del sexo, la mutilación/ablación genital femenina, afectan exclusivamente a las niñas en el mundo; de otra parte el matrimonio precoz, la violación, la violencia doméstica, la explotación sexual comercial y la pornografía infantil afecta más a las niñas que a los niños.
La violencia contra las niñas y los niños en la familiay la escuela latinoamericanas
El hogar, la familia y la escuela deben ser por preferencia los principales entornos protectores de la infancia, lamentablemente en dichos entornos ciertas formas de violencia son comunes; así el castigo físico y otras maneras de agresión cruel o degradante son empleados por padres, madres y otros miembros en el hogar, por los responsables del cuidado de los niños y niñas en instituciones, por educadores en la escuela, por empleadores que contratan niños o niñas para el servicio doméstico en donde quedan en alta condición de vulnerabilidad al abuso sexual y la explotación. Respecto a ello el estudio de Naciones Unidas, estima que cada año más de 6 millones de menores de edad sufren abuso severo y más de 80.000 mueren por causa de la violencia doméstica en América Latina.
De otra parte,también se presenta la violencia de niños y niñas contra sus pares, es decir entre menores de edad, dicho tipo de agresiones es denominada como “blullying”. El cual se presenta con mayor frecuencia en el ámbito escolar de niños y adolescentes. Dicha violencia se da principalmente cuando a los niños, niñas y adolescentes los rodean factores de riesgo como son un ambiente de violencia doméstica, convivencia escolar hostil, resolución de conflictos de forma violenta, comunidades con altas tasas violencia entre otros, son los identificados por los Doctores mexicanos Arturo Loredo- Abdala, Arturo Perea- Martínez y la Doctora Gloria Elena López Navarrete en su trabajo académico publicado en Acta Pediátrica de México (2008)[ii].
Lo más aterrador de la película es que los vejámenes contra la niña son perpetrados ante la indiferencia de la comunidad circundante, al respecto el informe de Naciones Unidas señala que persiste la aceptación social de la violencia contra los niños, ello es un factor de perpetuación en todos los países donde el castigo físico es una práctica habitual como forma de crianza y disciplina. En la mayoría de naciones latinoamericanas, dicha problemática es común debido a que las legislaciones no prohíben expresamente el castigo físico en la familia, siendo los niños y niñas entre los 0 y 12 años las principales víctimas.
“El encierro” es una película triste, desgarradora, con una actuación muy bien lograda de parte de sus protagonistas logrando provocar en la audiencia sentimientos de horror ante la crueldad a la que puede llegar un ser humano. Vista con ojo crítico invita a la acción social para rechazar la violencia contra los niños y las niñas, desterrarla de los ambientes, familiares, escolares, comunitarios y de la sociedad en general de manera que cada uno de estos espacios sea un entorno protector que les permita crecer física y mentalmente sanos, seguros y respetuosos de sí mismos y menos dispuestos a maltratar a otras personas entre ellas a sus propios hijos[iii].


*Politólogo
[i]Asamblea general de las Naciones Unidas. La niña. Informe del Secretario general de las Naciones Unidas. A/64/315, 21 de agosto del 2009 [ii]LOREDO-ABDALA, Arturo, Et al. “Blullying”: acoso escolar: Violencia entre iguales. Problemática real en adolescentes. En: Acta Pediátrica de México, Vol. 29 No. 4 julio- agosto 2008. Págs 210 - 214
[iii]Estado Mundial de la Infancia 2005. La infancia Amenazada. UNICEF, 2004